Blog

  • Inicio /
  • Blog /
  • Refrigeración y Climatización: todo lo que debes saber.
Refrigeración y Climatización diferencias y similitudes.
22/11/2021

Refrigeración y Climatización: todo lo que debes saber.

Aunque en cuanto a la tecnología involucrada existe una diferencia muy clara entre la climatización y la refrigeración, aun así, el concepto principal detrás de estos dos sistemas es bajar la temperatura en comparación con el entorno. Podemos ver fácilmente ambos sistemas en nuestros aparatos domésticos e industriales registrados con nombres diferentes, pero consiguiendo un efecto básico que puede parecernos similar. En los dos casos se trata de que la energía térmica fluya de un lugar de mayor temperatura a un lugar de menor temperatura. Las diferencias estriban en el modo en el que se va a conseguir este efecto. Vamos a ver aquí estos conceptos para que podamos distinguir bien la diferencia entre climatización y refrigeración.

Principales diferencias 

En la climatización se quita energía térmica para enfriar el aire y mantenerlo a una temperatura agradable, mientras que la refrigeración implica una transferencia de energía térmica desde el área a enfriar, hacia otro lugar donde la temperatura es más alta. Otras diferencias son los componentes utilizados en los procesos. La refrigeración se logra mediante una unidad que contiene un compresor, un condensador y un evaporador. Todos están contenidos en una unidad, mientras que el sistema de climatización utiliza un evaporador en una unidad separada del condensador y el compresor. Veamos más en detalle cada proceso, para comprender mejor estas diferencias.

¿Qué es climatización?

Es el proceso de cambiar el aire ambiental con la eliminación del calor y la humedad y, por tanto, conseguir un ambiente interior más cómodo. El proceso de climatización suele consistir en distribuir el aire acondicionado en diferentes espacios interiores para conseguir confort y calidad del aire. En un sentido más amplio, este término abarca cualquier posible tecnología que altere el estado del aire con su deshumidificación, limpieza, calentamiento, enfriamiento y ventilación. En términos simples, podemos decir que los climatizadores extraen el aire caliente y luego lo enfrían mediante el proceso de evaporación.

Tiene dos componentes principales como son el evaporador y el condensador; ambos funcionan como una especie de intercambiador. Todo el sistema hace circular la sustancia de trabajo, es decir, el refrigerante en varios estados agregados, como líquido y gaseoso. Su proceso de enfriamiento es análogo a las bombas de calor para calefacción y ambos se basan en el ciclo de Carnot. El evaporador separa el calor del aire y, por lo tanto, hace que el aire y el espacio circundante se enfríen.

Tener toda la información te permitirá tomar mejores decisiones.

¿Qué es la refrigeración?

La refrigeración es la tecnología que se ocupa de los fenómenos y procesos del enfriamiento. Entendiendo que enfriar significa reducir la energía interna de un objeto mediante la disipación de energía. Esto implica bajar su temperatura.

Para el proceso de refrigeración, dicho equipo utiliza líquidos específicos que generalmente se convierten en gas a muy bajas temperaturas. Estamos hablando de un proceso que es el mismo que el de un frigorífico, pero aplicado a un ambiente más amplio. El refrigerante se transfiere del estado líquido al estado gaseoso y viceversa sin ser calentado. Este líquido absorbe el calor y se convierte en gas. Como resultado, la temperatura del ambiente también desciende.

Principales ventajas de cada una

Cuando se consideran las diferencias entre estos sistemas, lo primero a tener en cuenta es que los sistemas de refrigeración solo se ocupan de bajar la temperatura de la zona en la que trabajan, mientras que los sistemas de climatización pueden también calentar el ambiente y servir como calefacción si es necesario. 

En el aspecto de refrescar el ambiente, los sistemas de refrigeración resultan muy eficientes y más económicos, pero recordemos que solo pueden trabajar en interiores. Además, esa eficiencia dependerá también de lo bien aislada que esté la estancia a refrigerar.  

En el caso de la climatización, como se mencionó, pueden también usarse en condiciones de frío para elevar la temperatura, y, cuando se usan equipos con sistemas de control más sofisticados, se pueden establecer zonas diferenciadas con ambientes distintos en el hogar.  

Por lo tanto, la principal ventaja de los sistemas de climatización sería su mayor variedad de utilidades y la versatilidad que muestran para poder seguir siendo útiles en cualquier estación del año, no solamente en épocas cálidas para refrescar el ambiente.

Además, los sistemas de climatización pueden encargarse también de controlar la humedad y de purificar o filtrar el aire. 

¿Qué sistema es mejor para mí?

Obviamente la respuesta a esta pregunta depende del tipo de uso que necesitemos. Si solo vamos a necesitar el equipo para bajar la temperatura en los periodos más cálidos del año y en zonas interiores, los sistemas de refrigeración son una opción eficaz y económica.

Si lo que necesitamos es un equipo que pueda sernos útil tanto para refrescar como para caldear el ambiente, que además pueda ocuparse de controlar la humedad y la condición del aire; la respuesta lógica sería la climatización. Sobre todo, si se va a usar en zonas amplias, ya que, con un equipo centralizado podremos controlar el confort de todo el lugar

Ante cualquier duda sobre qué tipo de equipamiento es el mejor para su caso, no dude en consultarnos. Estaremos encantados de asesorarle para encontrar la solución ideal para su hogar o negocio.   

 

¡Comparte esta noticia!

trabajamos con las mejores marcas

Daikin
LG
Fujitsu
Mitsubishi Electric
Panasonic
Samsung

Grupo Guilló & Molina © 2022 todos los derechos reservados - diseño web alicante